Para curar el susto


1. Conseguir cebada.
2. Pasar la cebada por el cuerpo de la persona asustada.
3. Dar la cebada usada como alimento a un gallo bravo.
4. Esperar a que el gallo coma la cebada.
5. Cuando el gallo cante, se expulsará al espíritu que causó el susto.

De la Tia Abuela Paulina (Pallasca, Ancash)

Comments

Jean Honorio said…
Las costumbres que revelan el sincretismo en nuestra cultura son bacanes de recordar y mantener... excelente post!

Popular Posts